¿COMPRAR PISO O CASA? LA
GUÍA COMPARATIVA COMPLETA

Seamos claros: elegir entre un piso o una casa no es solamente una cuestión de economía personal. Hay muchas más cuestiones que entran en escena. Así que
hoy queremos ofrecerte una guía completa para que puedas tener una visión comparativa con los pros y contras de cada opción.

En algún momento de nuestra vida, todos nos hemos planteado este dilema: ¿Es mejor vivir en un piso o en una casa?

Y aunque hay personas que parecen tener su preferencia clarísima, cuando se ponen a enumerar los pros y contras de una y otra opción es cuando surgen las
dudas.

¡Vamos allá!

 

Comprar un piso: sus ventaja

 

 

Quizás sea la opción preferida por los españoles. Pero nuestras preferencias están cambiando, sobre todo como consecuencia de la pandemia, que nos ha hecho valorar mucho más el poder disfrutar de espacios amplios y abiertos en el hogar.

 

Veamos cuáles son las ventajas principales (y algunas no tan evidentes) de vivir en un piso:

 

Suelen ser más baratos

Si hacemos una comparativa entre piso y casa de similares características en cuanto a antigüedad y ubicación, nos vamos a encontrar con que en el 99% de los
casos un piso es más económico que una casa.

 

Además, no solo el precio del piso (y por tanto su hipoteca) nos va a salir más barato. Ten en cuenta que un piso va a requerir menos mantenimiento que una
casa: no hay que cuidar un jardín y/o piscina ni preocuparse por el estado de la fachada, por ejemplo.

 

El gasto de luz, agua, gas… también va a ser más reducido, ya que enfriar o calentar un piso será más barato debido a que sus dimensiones normalmente
son más reducidas que las de una casa.

 

Son más prácticos

¿Qué queremos decir con eso? Cosas tan “mundanas” como la limpieza. Vas a tener que emplear menos tiempo en limpiar un piso que una casa. Y como
hemos dicho antes, olvídate del mantenimiento de la piscina o jardín, tareas que requieren bastante dedicación.

 

Seguridad

Para un ladrón va a ser siempre más difícil acceder a un piso, sobre todo si se encuentra en una planta alta.

El estar rodeado de otras viviendas habitadas es, junto a la mencionada dificultad de acceso, un elemento disuasorio importante ya que va a ser mucho más
complicado entrar sin ser visto por nadie ni llamar la atención.

Eso no quiere decir que en los pisos no se cometan robos, claro, pero es menos probable.

 

Transportes y servicios más accesibles

Si vives en un piso normalmente el acceso al transporte público será más sencillo.
Según en qué zonas elijas vivir, incluso podrías prescindir del coche.

En Mollet del Vallès, por ejemplo, tienes una red de autobuses que recorre toda la ciudad, y cuatro líneas de Cercanías que te conectan con otras poblaciones.

Si necesitas desplazarte en coche, normalmente el acceso a autopistas y carreteras será más accesible que si vives en una casa.

Asimismo, los servicios básicos como tiendas, centros de salud o escuelas los tendrás más a mano.

 

Pero comprar un piso también tiene desventajas

 

No hay nada perfecto en esta vida, y vivir en un piso no iba a serlo. Entre sus desventajas podemos hablar de…

 

Menos espacio

Lo habitual es que un piso tenga menos m2 que una casa. Así que tendrás estancias más pequeñas. Tenlo en cuenta si tu familia es numerosa o si para ti
tener mucho espacio es una condición imprescindible.

Si tienes muchos “trastos” o muebles que no usas pero no quieres tirar, es posible que no tengas espacio en un piso y debas alquilar un trastero para guardarlos, a no ser que el piso cuente con su propio trastero, algo más habitual en las viviendas de construcción reciente.

Y aunque muchos pisos cuentan con balcones y terrazas que pueden llegar a ser enormes, e incluso algunos edificios tienen preciosas zonas ajardinadas, para

muchas personas no es lo mismo que disfrutar de un jardín privado.

 

Vivir en comunidad no siempre es fácil

 

Ese vecino que pone la música a tope a primera hora de la mañana, o esa vecina que parece no quitarse los tacones nunca…

O por el contrario, los vecinos que parecen molestarse hasta por el olor de esa deliciosa paella que tienes en el fuego.

 

Vivir en comunidad significa tener que lidiar con costumbres y formas de vivir diversas y que a veces pueden no encajar con las nuestras.

 

Y significa también que tu libertad se verá algo limitada. Si quieres hacer alguna reforma o colocar algún elemento extra en el balcón (como puede ser un armario de almacenaje), tendrás que contar con el visto bueno de los vecinos.

Todo esto va a depender mucho del tipo de vecinos que tengas, claro. Si la convivencia es buena y hay tolerancia siempre se encuentran soluciones que se
adapten a todos.

 

Problemas de aparcamiento

A no ser que el piso venga con plaza de parking, aparcar el coche tras un largo día de trabajo puede ser un suplicio. En algunas zonas muy céntricas es casi
imposible y te va a tocar dejar el coche para luego hacer una buena caminata hasta casa.

Siempre tienes la opción de alquilar una plaza de parking que quede razonablemente cerca de tu hogar.

 

Las ventajas de comprar una casa

 

Vivir en una casa nos suena muchas veces a sinónimo de tener mucho dinero o un estatus social alto. Pero esto no tiene por qué ser así.

Depende mucho de la zona en la que esté la casa y de sus dimensiones. En nuestra cartera de propiedades contamos con estupendas casas a precios
asequibles para una familia de clase media.

Veamos qué ventajas tiene vivir en una casa unifamiliar.

 

Disfrutar de más espacio

Una casa suele tener bastantes más m2 que un piso. Esto quiere decir que dispondrás de más habitaciones y/o que las estancias serán más grandes.
Pocas cosas hay más agradecidas que hacer la comida cómodamente en una cocina espaciosa e incluso poder comer en ella, o tener una habitación extra para
usar como despacho, cuarto de juegos o “trastero”.

Y no olvidemos los espacios exteriores. Disponer de un jardín para que los niños jueguen a su aire, cultivar un pequeño huerto, poder cenar bajo las estrellas en
verano, hacer barbacoas o bañarte con total privacidad en tu propia piscina…


¿Quién no ha soñado con esto alguna vez?

 

Más libertad y privacidad

Olvídate de pedir permiso a los vecinos para poner el toldo del color que te apetezca o para hacer cualquier tipo de reforma. En una casa tienes libertad casi
total para acondicionarla como más te guste.

Tampoco tendrás que soportar vecinos ruidosos ni tener que estar diciendo a tus hijos cada 5 minutos que no griten.

Y por supuesto, en una casa vas a disfrutar de mayor privacidad: tomar el sol, comer en el jardín o bañarte en la piscina sin la compañía de las (curiosas)
miradas de los vecinos.

 

Aparcar con facilidad

Tendrás la comodidad de aparcar dentro de tu propia casa, ya que la gran mayoría de casas cuentan con un garaje que, además, te puede servir de trastero,
zona de juegos o pequeño gimnasio.

¿Te imaginas llegar del trabajo y aparcar tranquilamente en casa sin tener que estar dando vueltas buscando ese bendito “hueco”?

 

Las desventajas de una casa

 

Todo lo que te hemos contado hasta ahora acerca de vivir en una casa suena a gloria ¿verdad?

Pero claro, no iba a ser oro todo lo que reluce. Una casa también trae sus problemillas.

 

Más gasto de dinero y tiempo

Al ser más grandes, las casas son más caras que los pisos: a más m2, mayor es el precio.

Pero la cosa no queda aquí. A mayor superficie mayor dificultad para calentar o enfriar la casa, por lo que el gasto en luz y gas será más elevado.

Súmale a esto que si la casa es muy grande, necesitarás pagar a alguien que se ocupe de la limpieza o un servicio de jardinería. Si decides hacerlo por tu cuenta,
ten presente que limpiar una casa o mantener un jardín (y piscina) en condiciones te va a ocupar bastante tiempo.

 

Inseguridad

Tenemos que ser realistas: el riesgo de sufrir un robo es mayor si vives en una casa.

Las casas están más desprotegidas y aisladas y por lo tanto un ladrón puede acceder y salir de ellas de forma sigilosa y más rápida.
¿Puede ocurrir en un piso? También. Pero está estadísticamente demostrado que ocurre más en las casas.

¿Quiere eso decir que debas vivir con miedo? ¡Para nada! Instala un buen sistema de alarma y simplemente sé consciente y precavido.

 

Accesibilidad

Si escoges una casa en una urbanización, lo más seguro es que los servicios como colegios, centros de salud o tiendas queden lejos.

Esto quiere decir que vas a depender del coche para todo: una visita de urgencia al CAP, comprar el pan o llevar los niños al cole.

Si todos los adultos de la familia disponen de coche, esto no tiene que ser un gran problema. Pero deberás ser más cuidadoso para no encontrarte ante imprevistos a menudo. Imagínalo: estás cocinando el sofrito y cuando vas a echar mano del tomate, te das cuenta de que no te queda… Te va a tocar coger el coche para ir a la tienda. Un engorro ¿verdad? Para evitarlo, será importante planificar bien las
compras.

 

Tú decides hacia dónde se inclina la balanza

Hay pros y contras en cada decisión que tomamos. Elegir entre piso o casa te va a traer muchas satisfacciones y también algunas cosas no tan buenas.

Pero nunca dejes que las desventajas te echen para atrás si siempre has soñado con una casa espaciosa o un piso funcional.
Se trata de tener información, ponerla en la balanza y ver qué es lo que más te compensa. Y tener en cuenta que muchas desventajas van a ser subsanables, o
cuanto menos llevaderas.

Decidas lo que decidas, en Fincas León tenemos estupendas casas y pisos en venta en el Vallès Oriental, para que encuentres la vivienda que mejor se adapte a ti y cumpla tus expectativas. Son ya más de 30 años los que llevamos acercando a los compradores a su vivienda ideal.


¡Contáctanos, te estamos esperando!

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe las noticias y ofertas en tu correo

Más para leer

error comprar casa
Uncategorized

NO COMETAS ESTOS ERRORES
AL COMPRAR UNA VIVIENDA (II)

En el post anterior te hablamos sobre cuatro errores que se suelen cometer a la hora de comprar una vivienda, relacionados con la economía: hipoteca, situación financiera, etc.   Pero

errores comprar casa
Consejos

NO COMETAS ESTOS ERRORES
AL COMPRAR UNA VIVIENDA (I)

La compra de un piso o casa es una de las transacciones más importantes que haremos en la vida. Factores económicos, familiares, emocionales… Todos ellos influyen en la decisión de

Comparar propiedades