NO COMETAS ESTOS ERRORES
AL COMPRAR UNA VIVIENDA (I)

errores comprar casa

La compra de un piso o casa es una de las transacciones más importantes que haremos en la vida.

Factores económicos, familiares, emocionales… Todos ellos influyen en la decisión de compra.

Pero como no se trata de algo que hagamos todos los días, es fácil cometer errores y hace falta actuar con mucha precaución y racionalidad. Los errores aquí no suelen tener fácil solución y nos pueden acarrear serias consecuencias y hasta hacer que nos arrepintamos de la decisión tomada.

Pero no te preocupes que es posible acertar con la compra de tu vivienda en todos los sentidos. Solo hay que tener ciertos aspectos muy claros y procurar seguir unas recomendaciones.

Sigue leyendo para saber qué errores no debes cometer y cómo hacer para evitarlos.

 

#1: Partir con una mala situación financiera

Ojo, que no estamos diciendo que el dinero tenga que salirte por las orejas. Pero sí debes contar con el suficiente para afrontar los gastos de la compra de una vivienda, y con los ahorros para aportar parte de su precio, ya que el banco te financiará alrededor del 80%.

Sé muy realista con tu situación económica: ¿Hasta dónde puedes llegar con tus ingresos y ahorros? ¿Podrías afrontar algún imprevisto en el futuro? ¿Tu economía no se quedará “temblando” después de comprar la casa?
Enumera todos tus ingresos mensuales y los ahorros que tienes y, a partir de ahí, elabora un límite de presupuesto realista, racional y que estés dispuesto a respetar a rajatabla.

Si empiezas por aquí ya estarás marcando unos parámetros para la búsqueda de un tipo u otro de vivienda: antigüedad, tamaño, zona, etc.

La gran ventaja de establecer este límite de presupuesto es que evitarás “enamorarte” de una casa que en realidad no puedas pagar.

 

#2: No tener en cuenta todos los gastos

 

 

 

El gasto de comprar una vivienda no se limita al precio de la misma.

Hay muchos otros gastos que debes incluir en tus cálculos para saber cuál es tu límite de presupuesto.

Gastos en el momento de realizar la transacción:
● Notario.
● Constitución de la hipoteca.
● Plusvalía municipal.
● Empresa de mudanzas.

Gastos fijos municipales:
● IBI
● Recogida de basuras.
● Pago de vados, etc.

Mantenimiento del edificio:
● Cuota de comunidad.
● Empresa de limpieza.
● Mantenimiento de zonas comunes (piscina, por ejemplo).

Gastos fijos del hogar:
● Luz.
● Agua.
● Gas.
● Internet, etc.

Por otro lado, es posible que la vivienda elegida precise de reformas o reparaciones. También debes incluir ese desembolso.

Y por supuesto, deberás comprar muebles, pintura, electrodomésticos, etc.

Suma todos estos gastos a tu presupuesto inicial y valora si ahora dispones del dinero suficiente o bien debes esperar unos meses más para reunirlo.

De nuevo, evita por todos los medios tratar de afrontar unos gastos que superen tus posibilidades porque solo te va a traer problemas en un futuro a corto plazo.

Aunque suene frío, van a ser los números los que te marquen el camino hacia un tipo u otro de vivienda.
En zonas como el Vallès Oriental vas a poder encontrar gran variedad de casas y pisos acordes a todos los presupuestos, y con la ventaja de estar muy cerca de Barcelona.

#3:Olvidar la importancia de la tasación

Ten en cuenta que a la hora de obtener la hipoteca el banco se va a basar en la tasación (y no en el precio que te piden) para determinar el importe que te concede.

La tasación manda.

Y suele ser a la baja. Es decir, se suele tasar el piso por menos importe del que el propietario pide por él.

Conocer el valor de tasación te va a costar unos 300 a 500€ y te va a ser muy útil para calcular cuánto dinero te puede prestar el banco y cuánto deberás aportar de tus ahorros.

 

#4: No escoger una buena hipoteca

 

 

La hipoteca… Sin duda el gasto más grande a la hora de comprar una vivienda. Es una palabra que de solo oírla nos da respeto ¿verdad?

Por ello te aconsejamos que mires con lupa todo lo relacionado con ella:

● Valora si te conviene más un tipo de interés fijo o variable. La ventaja del interés fijo es que sabes que, independientemente de cómo vaya la economía, vas a pagar la misma mensualidad durante toda la vida del préstamo. Por su parte, los tipos de interés variables están a mínimos históricos y se van a mantener bajos durante mucho tiempo, por lo que también puede ser interesante una hipoteca a interés variable.
● El banco no te va a dar el 100% del dinero que necesitas. Como te hemos contado anteriormente, la tasación es la que manda y sobre esta cantidad el banco te concederá normalmente un 80%. El resto debes aportarlo tú con los ahorros de que dispongas.
● Ve a tu entidad financiera de confianza y pide que te den toda la información al detalle sobre sus ofertas hipotecarias.
● Pero no te quedes solo con las ofertas de un banco. Visita varios e infórmate bien en cada uno de ellos. Una vez tengas toda esta información, compara las ofertas y escoge la que más te convenga en cuanto a mensualidad, condiciones, años de financiación, etc.
● Vigila con las condiciones que te ponga el banco para concederte la hipoteca: contratación de seguros, tarjetas de crédito y demás. Lamentablemente, muchas veces se aprovechan de la situación y hacen contratar productos que no son obligatorios.
Y sobre todo, recuerda que no se aconseja que el importe de la mensualidad supere el 40% de tus ingresos estables.

Te animamos a que te pases por este post donde te damos todas las claves que debes tener en cuenta a la hora de contratar una hipoteca.

 

#5: No saber qué pasa en el mercado inmobiliario a día de hoy

 

Para poder saber si una casa es realmente cara o barata, debes contar con referencias de otras viviendas para poder hacer una comparativa.

Así que entérate de los precios que se manejan en la zona o zonas donde te interesa comprar la vivienda. Es importante que sean lo más actuales posible. De nada sirve estudiar el mercado y empezar a buscar casa dentro de seis meses.

Aparte de mirar portales inmobiliarios, no está de más que consultes webs de organismos oficiales como el Banco de España o el Ministerio de Fomento, para hacerte una idea de los precios por m2. Ten en cuenta que la información que
manejan estas entidades está basada en datos certeros y objetivos.

Y por supuesto, lo mejor que puedes hacer es confiar en un profesional de la inmobiliaria, que va a conocer al detalle los precios por zona y tipo de vivienda.

 

#6: Firmar sin leer

Con la nueva Ley de crédito inmobiliario los bancos lo tienen más difícil para incluir cláusulas opacas en las financiaciones. Además, un notario deberá encargarse de explicarte hasta la última palabra antes de que firmes la hipoteca.

De todos modos, léete bien cada letra de todos los contratos que tengas que firmar y nunca, nunca, firmes nada si hay el más mínimo detalle que no te quede claro. Es mejor hacer muchas preguntas ahora que lamentarse mañana.

 

Calcula cada euro

Como has visto en este artículo, la economía tiene mucho que decir en tu decisión de comprar una u otra vivienda.

Y no se trata solo del precio de la casa, ni mucho menos. Hay toda una serie de gastos que debes estar seguro de poder afrontar para que la compra sea una buena decisión y no algo de lo que tengas que arrepentirte en el futuro.

 

Si quieres comprar tu casa en Mollet del Vallès, Montmeló o Montornès del Vallès puedes confiar en Fincas León. Conocemos a la perfección el mercado inmobiliario y te vamos a asesorar acerca de todos los gastos y trámites. Llevamos 30 años ayudando a todo tipo de compradores a encontrar su vivienda ideal.

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe las noticias y ofertas en tu correo

Más para leer

Comparar propiedades