COMPRAR TU PRIMERA VIVIENDA: TODO LO QUE DEBES SABER

Te has independizado, tú y tu pareja queréis vivir juntos, hasta ahora has vivido de alquiler… Sea cual sea el motivo, ha llegado el momento de comprar tu primera vivienda.

Y te preguntas cómo acertar en la búsqueda de ese piso o casa ideal.

Lo cierto es que no basta con ponerse a buscar en portales inmobiliarios como si no hubiera un mañana. Ni con visitar todos los pisos o casas que nos parezcan atractivos.

Comprar una casa no es como comprar una camiseta que, si no te gusta, la puedes devolver. Es una de las decisiones (y de las inversiones) más importantes en la vida, y debe tomarse desde las emociones, pero también usando la cabeza.

 

Te damos unos consejos para que la compra de tu primera vivienda sea un éxito.

 

Valora tu situación económica

 

hipoteca fincas leon

 

Sí, suena poco romántico, pero lo primero que debes hacer antes de ponerte a buscar piso o casa es valorar a fondo tu situación económica.
De lo contrario, te vas a llevar una decepción si te enamoras de una vivienda y, cuando vayas a hacer números, descubres que no está a tu alcance.

 

Con cuánto dinero partes

¿Tienes dinero ahorrado? ¿Qué cantidad? ¿Tus padres, otro familiar o tu pareja, disponen de dinero que puedan aportar para la compra de la casa?

Piensa que atrás quedaron esos tiempos en que los bancos daban hipotecas por el 100% (o a veces incluso más) del precio de la vivienda. Hoy en día el máximo se sitúa alrededor de un 80%, aunque hay excepciones que alcanzan hasta el 95%.

 

Ten en cuenta, además, que no se recomienda dedicar más del 35-40% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca.
Haz números minuciosos para conocer tu situación económica real.

 

La hipoteca

Una vez tienes claro tu presupuesto, es momento de valorar diferentes opciones en cuanto a la hipoteca.

Seguramente la primera pregunta que vendrá a tu mente será: ¿Interés fijo o variable? La respuesta es que no hay uno mejor que otro, ambos tienen ventajas e inconvenientes. Debes valorar el que mejor te vaya según tu situación personal, la situación económica actual y las condiciones que
te ofrezca el banco.

Y es que no todas las ofertas hipotecarias son iguales. Puede haber mucha diferencia entre lo que te ofrece una entidad bancaria u otra.

Asimismo, hay bancos que pueden ser más exigentes que otros con los requisitos que debes cumplir para que te concedan la hipoteca.

Es muy importante que te asegures de haber escogido bien tu hipoteca. Piensa que si no estás conforme con ella el día de mañana, renegociar con tu banco o cambiar de hipoteca, aunque no es imposible, tampoco es tan sencillo.

 

Impuestos y otros gastos

Aunque sí es el más importante, la hipoteca no es el único gasto que tendrás que afrontar.


Por la compra de una vivienda, deberás pagar impuestos y otros gastos:

Escritura pública en la notaría.

Inscripción en el Registro de la Propiedad.

Impuestos: IVA si compras vivienda nueva, Impuesto sobre

Transmisiones Patrimoniales si compras vivienda de segunda mano.

 

En cuanto al seguro de hogar: aunque no es obligatorio, muchos bancos te harán contratar uno para concederte la hipoteca.


Otro desembolso que deberás tener en cuenta son los gastos de comunidad, que van a ser mayores si, por ejemplo, el edificio cuenta con piscina comunitaria, zonas ajardinadas o servicio de limpieza.


Por último, si buscas una vivienda para reformarla a tu gusto, valora la magnitud de la reforma para calcular su coste antes de empezar, y no quedarte sin presupuesto en mitad de las obras.

 

Establece prioridades a la hora de elegir tu nueva vivienda

 

Como has visto, tus posibilidades económicas van a influir (y mucho) en el tipo de vivienda que puedas comprar.


Pero evidentemente, tus gustos, preferencias y necesidades juegan un papel fundamental en esta decisión tan importante.


Todos soñamos con la vivienda perfecta que cumpla nuestras expectativas. Pero la realidad es muy diferente: no vamos a encontrar la casa perfecta. Así que toca establecer prioridades.

 

¿Vivienda nueva o de segunda mano?

Normalmente una vivienda nueva será más cara que una de segunda mano. Aunque depende de los metros cuadrados, la zona, el equipamiento con que cuente el edificio, etc.


Si escoges una vivienda nueva, no tendrás que preocuparte por pintar o hacer reformas, y muchos elementos como los electrodomésticos seguramente irán incluidos.


Si prefieres una vivienda de segunda mano porque es más económica, o porque en la zona que te gusta no hay obra nueva, plantéate si te apetece realizar reformas a tu gusto, o si prefieres que ya esté reformada.


Las reformas pueden requerir mucho tiempo, piensa si dispones de él, y suponen un buen desembolso económico. Valora si puedes hacerle frente.

 

Si eliges una vivienda reformada, solo tendrás que ocuparte de la pintura, aunque muchas veces los propietarios pintan antes de poner su piso o casa a la venta.

 

Qué características valoras más en una vivienda

 

Metros cuadrados, número de habitaciones, orientación, comodidades del edificio, zona, comunicaciones… Hay muchos factores a considerar.

 

Ubicación

 

 

Es importante que te hagas preguntas como:

 

● ¿No me importa hacer un largo trayecto en coche o transporte público hasta el trabajo, a cambio de tener más metros cuadrados?
● ¿O para mí lo ideal es estar lo más cerca posible de mi lugar de trabajo aunque eso signifique vivir en un piso pequeño?

● ¿Prefiero un piso modesto pero situado en una zona en la que tenga todos los servicios a mano?
● ¿O valoro más las características de la vivienda en sí que la zona en la que esté situada?
● ¿Soy amante del movimiento incesable de las ciudades o mi ideal es vivir en una zona silenciosa y tranquila?

 

 

Tus gustos y necesidades personales tienen mucho que decir a la hora de elegir la ubicación de tu vivienda.

 

Características de la vivienda y el edificio

 

 

 

Piensa si necesitas un mínimo determinado de habitaciones, si te iría bien tener un trastero o disponer de una plaza de garaje.


Si te gustan las terrazas grandes o un piso al que le dé el sol todo el día. Valora si para ti es un inconveniente que alguna habitación no dé al exterior o que las vistas no sean muy buenas.


O si te atrae la idea de tener piscina comunitaria o zonas ajardinadas comunes.

 

Como ves, hay muchas variables que debes tener en cuenta a la hora de elegir una vivienda. Hazlo con detenimiento porque esto te ayudará a acotar la búsqueda y a no invertir tanto tiempo en ver pisos o casas cuyas características no te convencen.

 

Los vecinos

 

 

Si vas a comprar un piso, debes prestar atención al vecindario.

 

Entérate de qué normas rigen en la comunidad de vecinos, y si estos son muy restrictivos o quisquillosos. Si, por ejemplo, tienes hijos y visitas un inmueble donde la mayoría de vecinos sea gente mayor o personas solteras, es posible que les molesten los ruidos que puedan hacer tus niños.

 

O quizás es a ti a quien no acaben de gustar las viviendas con muchos vecinos o donde haya niños pequeños, y prefieras un edificio más tranquilo y con pocos vecinos.


Es buena idea que visites la zona en diferentes horarios si no la conoces, así podrás hacerte una idea del nivel de alboroto y movimiento en el día a día.

 

Evita sorpresas desagradables

 

Es fundamental que la vivienda esté libre de cargas, problemas con la propiedad, taras o problemas estructurales. Acude al catastro, al registro de la propiedad o al ayuntamiento para comprobarlo. Si no, te puedes meter en una situación problemática de la que te va a ser difícil salir.


Asegúrate de que vas a pagar un precio justo por la casa para no descubrir en un futuro que pagaste por ella más de lo que debías. Tienes información muy útil sobre valor y precio de las viviendas en este post.

 

Y cuando por fin hayas dado con la casa ideal para ti, no te lances a firmar el contrato de compraventa a las bravas. Léelo de arriba a abajo y pregunta todo lo que no te quede claro. Todo. Sin que te dé vergüenza.

 

Nunca firmes si no lo tienes todo claro al 100%.

 

Como ves, al comprar tu vivienda por primera vez debes tener en cuenta tus necesidades y preferencias, pero además ser realista con tus posibilidades.


Son muchas variables, y lo ideal es que para comprar tu primera vivienda cuentes con el asesoramiento de profesionales.


Un buen profesional inmobiliario sabrá entender tus preferencias para ayudarte a encontrar la vivienda que más se ajuste a lo que quieres y necesitas.

Comparte este post

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe las noticias y ofertas en tu correo

Más para leer

Guías de ayuda

COMPRAR TU PRIMERA VIVIENDA: TODO LO QUE DEBES SABER

Te has independizado, tú y tu pareja queréis vivir juntos, hasta ahora has vivido de alquiler… Sea cual sea el motivo, ha llegado el momento de comprar tu primera vivienda.

Comparar propiedades